Estás en: Turismo > Guía de servicios > Monumentos

Iglesia de San Juan

Plaza de San Juan

 

Ábside de la iglesia de San Juan. Detrás, la torre e iglesia de Santo Domingo. Foto: Archivo Santiago Cabello

Asentada muy probablemente sobre una de las antiguas mezquitas de la ciudad musulmana, su construcción se inició a mediados del siglo XII, a la vez que la iglesia de San Miguel y la parte primitiva de Santo Domingo. A la época musulmana pertenecen los restos de cimentación que aparecen en el muro sur, cerca de la portada.

En el siglo XII únicamente se construyó la base del ábside, en piedra sillar y orientado hacia el este como todos los templos medievales de la ciudad, pero la obra quedó interrumpida, obligando la crisis económica al empleo de un material más asequible. De esta forma, el ábside fue terminado en ladrillo por alarifes mudéjares en el siglo XIII, aunque continuando el esquema del románico y siguiendo la forma de los elementos previstos: las medias columnas o lesenas románicas, realizadas en piedra, se ven continuadas por pilastras de ladrillo; y en la parte superior el friso, compuesto por arquillos ciegos apoyados sobre ménsulas y modillones de rollos, no hace sino transponer fielmente el de los ábsides de Santa María y San Miguel, adoptando una solución idéntica a la planteada en la torre de Santo Domingo.

Las tres ventanas del exterior, sin embargo, pertenecen a la más pura tradición musulmana y no siguen el esquema del ábside románico. Son tres vanos abocinados, con derrame hacia interior, y decorados al exterior con arcos de siete lóbulos, que pudieran proceder del repertorio del palacio zaragozano de la Aljafería o, como piensan otros, importados directamente del arte mudéjar castellano. Tanto este ábside como la torre de Santo Domingo se consideran las obras más antiguas del arte mudéjar aragonés.

En el interior y para descubrir por completo la galería, se destruyó en 1965 gran parte del retablo mural del siglo XIV, dedicado al titular de la iglesia. Las pinturas representan a San Juan en el centro con el Agnus Dei (Cordero Divino), y a ambos lados, en casas, escenas de su vida. En la parte superior se encuentra como escena principal la Santa Cena.
Esta zona, la más antigua del templo, se cubre con bóveda de cuarto de esfera y cañón apuntado realizada en ladrillo. Al interior y en la entrada a la cabecera, aún se pueden apreciar las primitivas bases de piedra de los pilares románicos.

El resto del templo, planteado al parecer de una sola nave, se continuó durante los siglos XIV y XV. Hoy en día sólo se aprecian los arranques de las bóvedas de nervios realizadas en yeso y decoradas con figuras de ángeles, de las que se ha conservado una.
La ampliación gótica, que incluye la apertura de capillas laterales se prolongaba más allá del desafortunado cerramiento que se le implantó en su última restauración. El templo disponía de una torre de campanas, realizada en ladrillo y derribada en la década de los sesenta.

En época barroca, siglo XVII, se construye la actual entrada, formada por un arco de medio punto apoyado sobre ménsulas muy voladas, todo ello en ladrillo, y que da paso a un pórtico cubierto con bóveda de arista. De esta época deben ser también las pinturas que disponía la bóveda del ábside, arrancadas y guardadas recientemente y el triple nicho de la capilla más cercana a la puerta de ingreso.
La iglesia sufrió una restauración en 1980 de criterio muy discutible.


 

Turismo

Fotografías

Oficina de Turismo

Calle Mayor, 44
Tel: 976 800 129
darocaturismo@dpz.es ofdaroca@comarcadedaroca.com

Buscar servicio

Separador Pie

© AYUNTAMIENTO DE DAROCA
Plaza de España, nº6
50360 Daroca
Zaragoza (SPAIN).

XHTML   CSS   Accesibilidad WAI A   XML