Gastronomía

//Gastronomía

Producción Agrícola

Daroca ha sido una zona de producción agrícola, amparada por su extensa vega, con productos hortícolas (verduras y legumbres), patata, maíz y frutas. En las zonas de secano prevalece el cereal (trigo y cebada) junto con la vid y el almendro.

La Cooperativa Santo Tomás de Aquino es la encargada de la gestión de la producción agrícola local.

Huerta
Foto: Julio E. Foster

Gastronomía Local

Huevos al salmorejo
Huevos al salmorejo. Foto: Julio E. Foster

Daroca y toda su comarca es zona rica en gastronomía.

Entre los primeros platos destacan las hortalizas de la huerta del Jiloca, las menestras naturales, a base de verduras y legumbres de la ribera. Son asimismo deliciosas las judías verdes y las borrajas, muy apreciadas por su sabor junto con las denominadas “judías estacaderas” combinadas con distintos productos del cerdo como las “judías con oreja”.

Entre las carnes sobresale ante todo el ternasco bien a la brasa o bien guisado “a la pastora”, en cualquier caso con un sabor difícilmente superable. Son muy apreciadas las conservas caseras a base de cerdo, entre las que destacan la longaniza y los fardeles, especie de tortetas hechas con hígado del propio cerdo, con abundantes especias, junto con los huevos al salmorejo. El jamón es también de gran calidad.

En cuanto a los pescados, es muy sabrosa la trucha del Jiloca, si bien cada vez más escasa. Una de las especialidades de la cocina darocense es el bacalao de feria, hecho a base de este pescado, huevos, ajo y perejil.

Como complementos, son muy conocidos los “panetes”, tortas de harina y aceite que se rellenan con huevo duro y “conserva” (longaniza, costilla de cerdo, lomo, chorizo), o bien las tortas de sardinas y pimientos.

Los postres son muy variados y deliciosos. En temporada son excelentes las frutas naturales, de un sabor delicadísimo, sobre todo las fresas, las manzanas, las apreciadísimas peras, los melocotones, las ciruelas y los albaricoques. Entre los dulces, son especialidades darocenses las famosísimas “rosquillas de Daroca”, hechas con huevos, harina y azúcar, las sabrosas almojábanas, a base de pasta con huevos, leche y azúcar, rellenas de crema o nata. Los pasteles son muy variados, destacando los de trufa y bizcocho. Sobresale en este campo la labor de la pastelería Manuel Segura (www.pasteleriasmanuelsegura.es/es/), que mantiene un museo dedicado a la repostería en la localidad.

Vinos

En Daroca se ha cultivado siempre la vid. El blanco, en especial, posee un cuerpo y un aroma afrutado muy considerables.

En lo relativo a tintos y rosados, Daroca es una zona tradicional de cultivo de la garnacha y posee en las viñas de sus laderas cepas de garnachas centenarias. Actualmente, pertenece a la indicación geográfica protegida Vinos de la Ribera del Jiloca (www.vinosdelatierradearagon.es), y posee en el “Marqués de Daroca” (www.marquesdedaroca.com) uno de sus afamados vinos y se está trabajando para formar parte de la D.O. Calatayud.