Daroca

/Daroca

La ciudad de Daroca fue fundada por los musulmanes alrededor del año 800. Su extraordinaria situación, en la cuenca del Jiloca y en el centro de dos importantes ejes de comunicación, la configuraron rápidamente como una de las principales ciudades del territorio y durante toda la Edad Media se mantuvo como una de las principales referencias comerciales y culturales del Reino de Aragón.

Así, al resguardo de su impresionante recinto amurallado, Daroca alberga un patrimonio artístico y cultural de primer orden -fue declarado conjunto histórico artístico nacional en 1967- en el que puede rastrearse toda la evolución del arte cristiano medieval. Iglesias, palacios, las mismas callejuelas o los imponentes torreones de la muralla son testimonio del esplendoroso pasado de la ciudad.

Daroca Hoy

Por encima de las labores agrarias y ganaderas, siempre presentes e importantes, Daroca ha sobresalido históricamente por su actividad comercial, cultural y de servicios. Así sigue siendo hoy: la mayor parte de la población de la ciudad se emplea en el sector terciario. Daroca es la capital de la comarca que lleva su nombre y que agrupa a 35 municipios y una población aproximada de 6.500 habitantes. Ejerciendo como tal, la ciudad integra numerosos servicios públicos (juzgado, notaría, oficina comarcal agraria, Instituto Nacional de la Seguridad Social, Guardia Civil, Protección Civil..) de referencia para toda la comarca y un mayor área de influencia.

En lo referente a servicios sanitarios, Daroca está incluída en el Área de Calatayud, con centro en el Hospital Ernest Lluch Martín de la cercana ciudad. El Centro de Salud de Daroca ofrece servicio de enfermería y consulta de medicina general diariamente.
Si hablamos de educación, la ciudad ha estrenado recientemente colegio público: el centro Pedro Sánchez Ciruelo se sitúa cerca del actual Instituto de Enseñanza Secundaria “Comunidad de Daroca”. Ambos centros cubren todo el espectro educativo hasta Bachillerato con excepción de los estudios de Formación Profesional. La oferta educativa de la ciudad se completa con guarderías y centros de educación para adultos.

En lo cultural, la actividad de instituciones como el Centro de Estudios Darocenses o la programación anual del Curso y Festival Internacional de Música Antigua -punta de lanza de una insólita actividad musical-, mantienen el pulso cultural de la ciudad. Unidas al patrimonio artístico, sus fiestas y celebraciones, así como a sus recursos hoteleros y de restauración, posicionan a Daroca como uno de los principales y más interesantes destinos turísticos de la comunidad aragonesa.

La reciente finalización de la Autovía Mudéjar deja a Daroca a escasa distancia de Zaragoza, Madrid, Barcelona y el Levante. Circunstancia que unida a la reciente puesta en marcha de un moderno y amplio polígono industrial, sin duda contribuirá a consolidar nuevas posibilidades de futuro y mayor calidad de vida para los darocenses.

Ficha del Municipio

País: España

Comunidad Autónoma: Aragón

Provincia: Zaragoza

Comarca: Campo de Daroca (capital de la comarca)

Ubicación: 41°07’N 01°25’O

Altitud: 776 m

Superficie: 52,05 km²

Población: 2.345 habitantes (IAEST 2008)

Gentilicio: darocense

Código postal: 50360

Daroca en Aragón y Escudo de Daroca

HISTORIA

“En atención a los muchos méritos… ordeno que la villa de Daroca sea llamada ciudad y vosotros por tanto ciudadanos y toda vuestra descendencia para siempre”

Esta fue la mejor fórmula que el rey de Aragón don Pedro IV, conocido como el Ceremonioso, encontró para premiar a Daroca y a los darocenses por la enconada defensa que protagonizaron al abrigo de las poderosas murallas. Atrincherados tras sus almenas y merlones, los darocenses fueron los únicos aragoneses de todas las ciudades de la frontera con Castilla que rechazaron al potente ejército castellano que Pedro I, llamado el Cruel, lanzó contra Aragón entre 1361 y 1363.

Esta condición de tierra de frontera, de límite entre regiones y reinos, de paso de caminos, de encuentros y de partidas, siempre en permanente estado de alerta, ha sido la principal característica que ha marcado la historia de Daroca, una de las más hermosas y sufridas ciudades aragonesas.

Callejero de Daroca